1. Por pensiones dignas, no más AFP

En actualidad, las AFP operan como un mecanismo de expropiación de un parte importante del patrimonio de las y los trabajadores de Chile en favor de los grandes intereses empresariales. Entregan pensiones miserables, muy lejos de lo que prometían cuando el sistema se impuso. Urge acabar con esto. Proponemos asumir la propuesta de la Coordinadora No más AFP y re dirigir nuestros ahorros, que hoy se van al sistema especulativo bursátil, hacia el sistema productivo. Priorizando su inversión en las riquezas estratégicas de nuestro país y, en la generación de Energías Renovables no Convencionales, convirtiendo a nuestro país, en una potencia en esta materia.

2. Salud y educación como derechos garantizados

Hoy en día, la salud y la educación son un gran negocio, con el cual se lucra a costa de la vida, la integridad física o el anhelo de un futuro mejor. Para algunos se trata simplemente de un bien de consumo que debe quedar a expensas del mercado. Para nosotros en cambio, son derechos básicos, que el Estado debe garantizar para cada habitante de nuestro país. Y por supuesto, no solo aspiramos a la gratuidad, sino que también, a que sean otorgados bajo estándares de excelencia, para así aumentar calidad de vida de toda nuestra gente.

3. Drástica reducción a sueldos de parlamentarios

Uno de los problemas fundamentales de nuestro país, dice relación con la desigual distribución de ingresos. Los parlamentarios profundizan esta injusticia recibiendo cifras enormemente abultadas, mientras la gran mayoría de los chilenos y chilenas recibe sueldos miserables. Debemos poner fin a esto. Proponemos bajar a la mitad los sueldos de los parlamentarios. Y mientras esto no suceda, nos comprometemos a donar el 50% de él a organizaciones sociales sin fines de lucro.

4. Asamblea Constituyente

Los grandes problemas de Chile, como la mercantilización de la salud y de la educación, la privatización de los bienes comunes, la mantención de la desigual distribución de ingresos o la torsión de la voluntad democrática por la vía del Tribunal Constitucional, están amparados por la Constitución de Pinochet. Es imprescindible que el pilar fundamental de nuestras leyes, emane de un acuerdo democrático y no, de la imposición autoritaria de una dictadura. Para ello debemos convocar a todas y todos los ciudadanos de nuestro país a que participen en su formulación por medio de una Asamblea Constituyente, y que el país en su conjunto decida, cuáles serán las normas que lo deberán regir.

5. Zona de protección precordillerana para nuestras comunas

Nuestras comunas colindan con un entorno montañoso, en el cual coexisten especies de flora y fauna vulnerables y en peligro de extinción, cursos de agua de los cuales nos abastecemos y maravillosos paisajes que permiten tomar contacto con la naturaleza. Posee también, algunos riesgos, derivados principalmente de la intervención irresponsable y depredadora de los mercados inmobiliario y sanitario. Queremos potenciar sus bondades y disminuir sus amenazas. Impulsaremos la creación de una macro zona de protección medioambiental, que implique la recuperación de los cursos de agua y de flora y fauna en peligro, promoviendo en ella investigación en agroecología, mitigación del calentamiento global y actividades de educación socio-ambiental.